CirculoDigitalMéxicoPrincipal

Corrupción genera serios problemas de inseguridad y falta de empleo: Instituto Belisario

CIUDAD DE MÉXICO, 05 de abril, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— Por Juan R. Hernández. El Sistema Nacional Anticorrupción esta cojo por que hasta el momento no hay una personalidad que se encargue del combate a la corrupción y no se cuentan con los elementos de fondo para consolidar éste sistema en México, afirmó Onel Ortiz Fragoso, secretario técnico del Instituto Belisario Domínguez.

Durante la emisión del programa “La Agenda de…”, conducido por Carlos Ramírez y Roberto Vizcaíno, el especialista señaló que la falta de acuerdos en el Senado de la República para designar al nuevo Fiscal Anticorrupción envía un mensaje negativo a la sociedad.

“No ha sido un tema fácil porque se han mezclado varias circunstancias; la primera es que no han habido personalidades académicas, de leyes o de la sociedad civil que reúna un perfil, y los que lo tienen no se han apuntado porque quiere ser un fiscal breve”, dijo.

El país necesita un fiscal, agregó, y lo debemos tener antes de que finalice éste periodo ordinario en el Senado.

“El Sistema Nacional Anticorrupción esta cojo porque en la construcción del sistema no se llegó al fondo; es decir, en la procuración de justicia no se puede llegar hasta los entornos más altos del poder y hacerlos sujetos de responsabilidad. Ahí tenemos los precedentes de países como Brasil, Guatemala y Chile. El tema es que no debe de haber intocables en el combate a la corrupción”, sostuvo.

Otro de los elementos que han retrasado el nombramiento del fiscal, aseveró Ortiz Fragoso, es que el fiscal no tiene ese valor e independencia que se requieren para actuar con firmeza en las investigaciones y sanciones. “El sistema esta cojeando en esa parte y se demuestra por la falta de consensos”.

Hoy en día, afirmó Onel Ortiz Fragoso, secretario técnico del Instituto Belisario Domínguez, el tema de la corrupción en México, genera serios problemas de inseguridad y falta de empleo.

Y ejemplificó que si en una licitación se exige un moche o hay favoritismo, ya no se genera esa obra para un máximo beneficio a la sociedad y en consecuencia en la creación de empleos o en la licitación de un C4 para compra de chalecos y elementos de seguridad, por la corrupción ya no se adquieren los mejores materiales.

“La corrupción hace ineficaz el desarrollo económico de una región. No pueden decirle a los empresarios que vengan a invertir, que se les darán facilidades si tienen que lidiar primero con los entres a los gobiernos y luego llegan los cárteles del crimen organizado para extorsionar al empresario, eso encarece el costo de inversión y ocasiona incertidumbre económica”, señaló.

Aunado a ello, la corrupción es sistémica, es un problema estructural del Estado Mexicano y eso no se va a solucionar nombrando a una persona. “Este gobierno tuvo una puerta abierta para la transformación del país y no pudo con la corrupción. Como ciudadano, tienes pocas vías para castigar al corrupto, ahí está el caso de duarte y otros ex gobernadores prófugos. El Estado les da un canal de participación limitado”, enfatizó.

Finalmente, el analista señaló que el gobierno estatal y municipal deben de tener sus mecanismos para combatir la corrupción. “El no hacerlo desacredita a la clase política, enferma al Estado, se caen los empleos y los proyectos nacionales hasta llegar a provocar manifestaciones sociales importantes”.

Share: