CirculoDigitalMéxicoPrincipal

El sector popular del PRI se suma al llamado de unidad para enfrentar desafíos económicos: Cristina Díaz

CIUDAD DE MÉXICO, 05 de enero, (CDMX MAGACÍN / CÍRCULO DIGITAL).- La secretaria general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), senadora Cristina Díaz, señaló que México enfrenta un escenario diferente a las que se vivieron durante a las administraciones de los gobiernos que encabezaron Vicente Fox y Felipe Calderón que contaron con un precio del petróleo superior a lo que se estimada en los presupuestos de los 12 años de sus gobiernos, tiempo en el cual los ingresos petroleros representaron más del 30 por ciento del presupuesto público.

Actualmente, ante el incremento en los precios internacionales del petróleo y alza del tipo de cambio, el gobierno federal se vio obligado a establecer un nuevo precio de la gasolina, medida que sabemos causa molestia y enojo en la sociedad; “a nadie nos gustan los aumentos”, acotó.

La senadora Cristina Díaz reconoció que el ajuste al costo de la gasolina puede repercutir en el costo de diversos productos, por ello es necesario que las autoridades no permitan los abusos en precios y tarifas.

También, la dirigente cenopista dijo que será con unidad como se pueden enfrentar los escenarios complejos y desafíos que enfrente el país.

El sector popular del PRI entiende que se trata de una medida responsable adoptada por el gobierno federal que acaba con los precios subsidiados de las gasolinas y que de no haberse aplicado, el gobierno habría recortado al menos 200,000 millones de pesos o fijar nuevos impuestos para todos los mexicanos, dijo la senadora Cristina Díaz.

Incluso, el riesgo de no haberse ajustado los precios de la gasolina hubiera implicado un impacto equivalente a más del doble del presupuesto anual del programa social Prospera, que atiende a 6.8 millones de familias mexicanas en situación de pobreza.

La senadora priista recordó que de 2006 a 2014 se mantuvieron precios subsidiados de la gasolina, lo cual significó un costo de 1.1 billones de pesos, es decir 6.7 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto.

Ese dinero pudo haberse utilizado en beneficio de los mexicanos a través de más gasto social, salud, educación o en la creación de nueva infraestructura en el país.

La dirigente nacional indicó que en las administraciones panistas se registraron los mayores aumentos en el precio de los combustibles. Durante la gestión de Vicente Fox, el diésel se incrementó en 30.4 por ciento y las gasolinas Magna y Premium tuvieron una alza del 40.3 y 27.9 por ciento, respectivamente, mientras que con Felipe Calderón los aumentos se ubicaron en 30.4, 60.4 y 91.2 por ciento.

En tanto, en la actual administración federal el incremento ha sido menor, 28.3, 29.1 y 30.3 para el diésel, y las gasolinas Magna y Premium, puntualizó la senadora Cristina Díaz, quien recordó que por primera vez en 24 años, el 1º de enero de 2016, bajo el precio de las gasolinas y el diésel.

La senadora Cristina Díaz comentó que el precio de la gasolina magna en México -0.86 dólares por litro-, se ubica por debajo del precio medio a nivel mundial que asciende a 0.99 dólares por litro, ya considerando el incremento de principios de este año.

Además, el precio promedio en el país es menor que en la mayoría de los países de América Latina (Argentina, Belice, Chile, Costa Rica, Cuba, Honduras, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana y Uruguay), y de varios países productores de crudo como Brasil, China, Noruega y Reino Unido.

Share: