Deportes

“Es jalarle la cola al demonio”, retorno apresurado de aficionados a estadios: UNAM

+Futbol y beisbol ya permitieron accesos en 30 por ciento de aforo

+Es muy arriesgado, dice Malaquías López-Cervantes, especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México

+Cuando, agrega, casi todo el país está en semáforo naranja

+Prima lo económico sobre la salud, lamenta

+Si autoridades no pueden controlador a los jugadores, menos al público

+Hay alrededor de 200 contaminados por covid 19 en el balompié nacional, de febrero a la fecha

+México es uno de los países más letales por ese flagelo en el mundo 

 

Ciudad de México, 18 Octubre (CDMX MAGACÍN/JESÚS YAÑEZ).- Siete meses después, con el regreso de los aficionados a los estadios, cuando gran parte del país aún está en naranja del semáforo epidemiológico –que hará que la semana próxima se acerque a los 90 mil decesos–,  se están aprovechando de la evolución de la pandemia del Covid-19 “para jalarle la cola al diablo”, alertó Malaquías López-Cervantes, integrante de la Comisión para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Si no pueden controlar a los jugadores, ¡menos a la afición!”, publica hoy el diario La Jornada, en su minieditorial deportivo, Sacapuntas, en referencia a los casi 200 jugadores contaminados por ese mal en el futbol mexicano, mujeres incluidas, de febrero pasado a la fecha.

“Sólo se ve el ángulo de lo económico y no de la salud, se nota la ambición por el dinero cuando debería de haber una balanza entre las autoridades y los intereses de los clubes”, criticó.

La Liga Mx de futbol y la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) de beisbol abrieron en esta semana las puertas de los recintos a la afición bajo un protocolo de cuidado contra el coronavirus, luego de recibir la aprobación de las autoridades locales y de salud.

Sinaloa fue la primera entidad en autorizar la entrada de la afición en un cierto porcentaje a los actos deportivos masivos al abrir el recinto del Kraken, casa del club de futbol Mazatlán, y el estadio de los Tomateros, de la LMP, en Culiacán.

No obstante, el estado del noreste se encuentra en color naranja con 742 casos activos estimados, de acuerdo con los datos del viernes del semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud.

Malaquías López-Cervantes lamentó que ni siquiera esperan a que se encuentren las localidades en color amarillo plenamente, “no es una decisión prudente, es un gran riesgo y espero no cueste caro.”

image.png

(Imagen estadio Victoria, de Aguascalientes, donde juega Necaxa)

Euforia y cercanía, mala combinación

Pese a existir un protocolo, uno de los aspectos más difíciles de controlar será la euforia de los aficionados. “Es casi imposible manejar la cercanía entre los asistentes, la gente va al estadio a emocionarse, a pegar gritos y las medidas sanitarias los restringen”, explicó.

Un ejemplo fue el caso de un aficionado que violó las medidas sanitarias al lanzar un vaso de cerveza en el partido del jueves entre Tomateros y Algodoneros, de la Liga Mexicana del Pacífico.

López-Cervantes, especialista en epidemiología, destacó que se debe tener cuidado con la reanudación de actividades masivas, sobre todo por la posibilidad de un rebrote de contagios en la temporada invernal.

“Debemos mirar hacia otros lugares, tratar de evitar circunstancias complejas. En México no se nota el mismo ánimo de cuidado como en ciertos países de Europa”, comparó.

Y subrayó:

“Parece que el futbol presiona, pero muchas otras industrias también ya quieren reactivarse, en realidad ir al estadio no resulta de vida o muerte, no es una actividad esencial.”

Desde que inició el torneo Guardianes 2020, la Liga Mx ha presentado varios casos de infectados en casi todos los equipos, siendo el plantel de Xolos el club con más contagiados al detectar en septiembre 30 positivos.

Incluso, algunos jugadores han aceptado tener complicaciones en su recuperación, sobre todo con temas de oxigenación.

López-Cervantes explicó que si bien el sector más vulnerable ante el virus son los adultos mayores, los atletas, aun cuando tienen una mejor condición por ser deportistas de alto rendimiento, también pueden tardar en recuperarse.

A su vez, Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx, dijo a la cadena TUDN de la poderosa empresa Televisa, que están en constante contacto con las autoridades de la Ciudad de México, pero la situación de la entidad no se presta todavía para reabrir los estadios Azteca y Olímpico Universitario.

Aseguró que confían en los aficionados para tener un comportamiento adecuado, respetando las indicaciones.

El club Puebla confirmó que el estadio Cuauhtémoc abrirá sus puertas a la afición con 30 por ciento de su capacidad. Será el viernes 23 de octubre, en el duelo contra León correspondiente a la jornada 15 del Guardianes 2020.

En tanto, la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) de beisbol identificó, con apoyo de las cámaras de seguridad, a los aficionados que rompieron el protocolo sanitario y fueron vetados en esta temporada.

“Reprobamos que, por acciones de un reducido número de personas, se afecte al esfuerzo de todos para hacer posible este espectáculo,” dijo.

Share: