CirculoDigitalPrincipal

Este sábado apagón de luz en todo el mundo

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Por Romeo Ranoco. Más de 170 países participan hoy en la décima edición de «la Hora del Planeta», acción que consiste en apagar todas las luces en forma voluntaria para luchar contra el cambio climático. La contaminación provocada por la luminocidad artificial hace cada vez más difícil disfrutar el paisaje nocturno.

Sídney, Hong Kong, Pekín y Singapur son algunas de las ciudades donde se pagaron primero las luces este sábado, día que se celebra la «Hora del Planeta». Entre las 20:30 y las 21:30 hora local decenas de ciudades más, hasta sumar alrededor de 7 000 deberán sumarse a la acción que busca concientizar a las personas sobre la urgente necesidad de luchar contra el cambio climático, lo que implica frenar también la contaminación producto de la intensidad luminosa.

La acción que abarca ahora los cinco continentes nació a finales de marzo de 2007, en Sídney Australia, a iniciativa de la organización WWF (Fondo Mundial por la Naturaleza). Nuestra idea era «mostrar a los dirigentes que los ciudadanos se preocupaban por el cambio climático», afirmó Siddarth Das, director de la iniciativa. Desde entonces muchas más ciudades se han sumado y con ellas millones de personas que son conscientes o viven ya en carne propia los efectos del cambio climático.

Apagar la luz se ha vuelto un símbolo de conciencia social, aunque no pocos lo hacen también como marketing en favor de una firma, una marca. Sin excepción todos los grandes monumentos o edificios simbólicos de las grandes urbes apagarán su luz 60 minutos. Un símbolo, pero importante. La Torre Eiffel, el Empire State, las pirámides de Egipto, la Acrópolis de Atenas hacen parte de una larga lista que, afortunadamente, no ha dejado de extenderse.

La contaminación por la intensidad luminosa es particularmente grave en países como Estados Unidos y los de Europa occidental. Pero el país más afectado es Singapur, donde de acuerdo con diversos estudiosos, nadie puede ver la noche tal y como es en verdad. Según datos, cuatro quintas partes de los habitantes del planeta viven bajo cielos inundados de luz artificial. Cada vez resulta más difícil descubrir un grupo de estrellas, un planeta. Hay que ir a países como Chad, República Centroafricana o Madagascar, donde tres cuartas partes de la población experimentan una noche pura.

En América Latina todos los países participarán en la acción, aun cuando queda mucho por hacer. La desigualdad sumada a la pobreza y la falta de conciencia de muchos gobernantes hacen que sea uno de las regiones de la tierra donde más se está resintiendo el cambio climático.

La acción puede seguirse vía el Hashtag #JuntosEsPosible y #HoraDelPlaneta

RFI

Share: