CDMXCirculoDigitalPrincipal

GCDMX debe explicar derrumbes en la capital

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).—  El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), debe dar una explicación exhaustiva respecto a cuatro derrumbes de mega obras en los últimos siete meses, en tres puntos diferentes de la capital del país, donde al menos se registraron 22 heridos y nueve trabajadores de la industria de la construcción perecieron, debido a fallas en el proceso constructivo, la pésima manipulación de equipo pesado y de actos de corrupción exigió la diputada Ana Juana Ángeles Valencia.

Además, demandó al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) y a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) respondan a las fugas de agua registradas en el túnel del Tren Interurbano México-Toluca, localizado en el Cerro de las Cruces, delegación Cuajimalpa, debido a la perforación con maquinaria pesada, de un brazo de agua de alguno de los 16 manantiales de San Lorenzo Acopilco en esa jurisdicción.

Respecto al derrumbe que se registró ayer en Avenida Toluca 481, delegación Álvaro Obregón, por el desplome de la estructura de un estacionamiento subterráneo en construcción, donde perecieron al menos siete personas y se registran 10 lesionados porque fallaron las medidas de seguridad de la constructora y la supervisión de los funcionarios responsables de la SEDUVI, la diputad de Morena destacó que se trata de una obra que tiene uso de suelo HM (Habitacional Mixto) para edificar máximo cuatro niveles de altura y en ese predio se construye un Centro Comercial, en ese sentido pidió se investigue a fondo la irregularidad que derivaría en acto de corrupción, donde la SEDUVI tiene responsabilidad al otorgar los permisos.

Destacó que pese a que la obra, ubicada en una plaza comercial, cuenta con los permisos correspondientes (para uso de suelo HM) y el incidente se suscitó por una falla en el proceso constructivo, cuando una grúa golpeó una de las trabes e indujo el derrumbe de tres pisos, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México debe dar una explicación precisa del porqué se construye una obra de esa magnitud que sepultó a varias personas donde se autorizaron construir cuatro niveles.

Ángeles Valencia recordó que el primer derrumbe, de cuatro a la fecha, ocurrió el 11 de octubre de 2016, en Avenida Chapultepec, en la modernización del Centro de Transferencia Modal (CETRAM), de cuya obra diputados de Morena habrían dicho que no era viable.

El segundo desplome fue localizado en Periférico Sur, mismo que registró una usuaria de Facebook, Patricia Jácome, quien subió a su muro fotografías y video en el que se observa la caída de tierra de al menos una altura de 15 metros, debido al reblandecimiento por una fuga de agua, el 26 de noviembre de 2016.

En este predio se construyen Cuatro Torres Comerciales de 14 niveles en un área de 130 mil 304 metros cuadrados, por lo que se trabaja con máquinas pesadas y el mal uso de una de ellas causó el desastre.

Expresó que no es la primera vez que por errores humanos perecen trabajadores o transeúntes por lo que se deben revisar los Reglamentos de Construcción y de Protección Civil para que las irresponsabilidades cometidas por de los Directores Responsables de Obra (DRO), en primera instancia, sean sancionados penalmente en todos los casos.

Agregó que también se deben fincar responsabilidades civiles y penales a las autoridades encargadas de supervisar el desarrollo de mega obras como ésta, además sancionar a los empresarios y dueños de la construcción con penalidades ejemplares por violentar las normas de construcción que generan muertes y heridas de lamentables consecuencias a trabajadores anónimos que se les paga a lista de raya sin los beneficios de la ley.

Hizo notar que la ley obliga a los propietarios a contratar DRO, que son los corresponsables en Seguridad Estructural (CSE), que aportan conocimientos técnicos en la materia.

Precisó que formalmente toda edificación diseñada y construida por un profesional (arquitecto o ingeniero civil), con previa licencia de construcción es quien se hará responsable de los daños que sufra la construcción siempre y cuando sean derivados de la mala edificación, por un periodo de cinco años, y que al concluir éste, el dueño sigue siendo responsable administrativamente.

Recordó que vecinos de la zona de Periférico Sur han denunciado daños a sus domicilios que se ubican en predios colindantes, sin que los responsables les brinden una solución y/o el pago por daños. En la construcción del Centro Comercial Picacho Lifestyle se prevé una inversión de 400 mil 900 millones de pesos y no existe una póliza que restituya los daños generados a terceros, sostienen los habitantes.

Destacó a su vez que el 15 de marzo pasado, se registró un cuarto derrumbe en el predio ubicado en Serapio Rendón, delegación Cuauhtémoc, que dejó un saldo de un muerto y varios heridos que fueron trasladados a diversos hospitales, a través de ambulancias particulares contratadas por la empresa, cuya obra fue clausurada por el Ministerio Público de la colonia San Rafael.

Hizo notar el derrumbe se registró en una obra de remodelación que alberga la sede del Sindicato de Trabajadores Telefonistas, cuyas acciones requirieron de una excavación profunda, y que el mal manejo de una pala mecánica provocó el derrumbe de un talud que se empleaba para llegar al fondo de la excavación, ocasionando que los materiales de construcción y tierra cayeran sobre los trabajadores.

El predio con el número 125 de la calle Serapio Rendón, personal de Protección Civil delegacional y del Instituto de Verificación Administrativa realizaron inspecciones a la seguridad de la construcción, misma que está clausurada hasta que se aclare la situación legal y de normatividad para determinar si se suspende definitivamente o continúan las obras una vez deslindado responsabilidades y asumido las indemnizaciones correspondientes como no ha sucedido en los tres casos anteriores.

 

Share: