CirculoDigitalEspecialesMéxico

Josefina le canta ‘Las Golondrinas’ al PRI en pleno Atlacomulco

ATLACOMULCO, Estado de México, 3 de abril, (DAVID POLANCO / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—Aquí, en la cuna del priísmo del Estado de México, ese que ha gobernado ininterrumpidamente la entidad durante 90 años, Josefina Vázquez Mota les cantó las golondrinas enfrente del mismísimo museo de historia, que alberga restos fósiles de mamuts y dinosaurios.

“Aquí, en Atlacomulco, les decimos a las mismas familias de siempre: a partir de ahora aquí los vamos a dejar, para que no sigan destruyendo ni el presente ni el futuro. Este es el lugar que se merecen. Aquí, en este museo, a lado de los fósiles, aquí se queda esta familia completa de primos, de tíos y hermanos. Son los mismos y son lo mismo. Vamos a dejar aquí y atrás esta larga historia de vergüenza y manipulación que representan”, espetó Vázquez Mota.

Corrían los primeros minutos de este 3 de abril, fecha que marcó el arranque formal de las campañas por la gubernatura. Y qué mejor lugar que donde en 1882 nació Isidro Fabela, el padre del Grupo Atlacomulco. Y donde también nacieron famosos ex gobernadores mexiquenses, como el profesor Carlos Hank González o Arturo Montiel Rojas.

En esta misma tierra nació el presidente Enrique Peña Nieto en 1966, el más ilustre de esos priístas a los que Vázquez Mota llamó la “camarilla” que ha vivido de intereses de corrupción y que piensa que el Estado de México y el país entero les pertenece.

“Se van a ir a la chingada”, se escuchó la voz de una por los altavoces frente al Museo de Historia de Alacomulco. No era Vázquez Mota. No. Era Xóchitl Gálvez, la panista delegada de Miguel Hidalgo, quien le ponía el aderezo de su gusto por expresarse con groserías. “Sin pelos en la lengua”, dice ella misma.

Y luego comenzó a corear: “Ya llegó, ya está aquí, la que va a chingar al PRI… Ya llegó, ya está aquí, la que va a chingar al PRI…”. No muchos secundaron a Xóchitl Gálvez, no al menos de dientes para afuera, pero sí agitaron las banderas panistas, al coro del mariachi que tras el discurso de Vázquez Mota, interpretaba Las Golondrinas a los priístas mexiquenses.

Aquí, en ese acto simbólico frente al Museo de Historia de Atlacomulco, estaban con Vázquez Mota, Santiago Creel, el Comisionado de Elecciones del PAN, y acaso el panista más influyente del primer círculo de Ricardo Anaya, el presidente nacional del partido.

También personajes del ala más conservadora del panismo, como el ex gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame, o el ex titular de Conagua, José Luis Luege; también el ex candidato a gobernador del PAN, José Luis Durán Reveles, ese que en 1999 parecía que le arrebataría la gubernatura al PRI, y se quedó a nada de lograrlo.

El alcalde de Naucalpan, Édgar Olvera también andaba aquí, igual que Enrique Vargas del Villar, de Huixquilucan, municipio que gobernó el hoy candidato del PRI a la gubernatura, Alfredo del Mazo, entre 2009 y 2012.

Por supuesto, Víctor Hugo Sondón, líder estatal del PAN, y quien advirtió que esta vez no se van a quedar callados, que van a responder a todas las infamias que les lance el PRI durante la campaña. “Ojo por ojo y diente por diente”.

Frente al Museo de Historia Vázquez Mota pronunció un breve discurso, para luego trasladarse a la sede regional del PAN que apenas hace 2 días inauguraron en Atlacomulco, donde en plena madrugada la esperaba  al menos un millar de panistas la esperaba para su primer mitin formal. “Desde Atlacomulco, venimos a empezar este rescate para millones de mexiquenses que no merecemos vivir con miedo ni tampoco de rodillas”.

Y siguió: “Aquí, en Atlacomulco, les decimos a las mismas familias de siempre: a partir de ahora aquí los vamos a dejar, para que no sigan destruyendo ni el presente ni el futuro. Este es el lugar que se merecen. Aquí, en este museo, a lado de los fósiles, aquí se queda esta familia completa de primos, de tíos y hermanos. Son los mismos y son lo mismo. Vamos a dejar aquí y atrás esta larga historia de vergüenza y manipulación que representan”.

Ofreció que hará una “gran alianza” con todos los mexiquenses y que caminará a lado de la gente, pidiéndole su consejo y su confianza, y advirtió que cuando ella sea gobernadora, se respirarán otros aires en la entidad.

“Voy a poner orden; vamos a rescatar valores, a brindar oportunidades. Los ciudadanos libres, millones de mexiquenses libres, queremos cambiar la historia, porque es imposible y es inmerecido seguir siendo el primer lugar en feminicidios, en delincuencia, en corrupción. Seguir padeciendo el imperio de la ilegalidad y también de la impunidad. Hoy iniciamos una campaña victoriosa”, remató en el mitin Vázquez Mota, quien se quedó a convivir con los militantes del PAN que asistieron a apoyarla.

Así, fuerte, empezó su campaña Vázquez Mota, cual si fuera cierta aquella frase que le atribuyen ha dicho una y otra vez en privado, que será la principal característica de su campaña: “Voy a ser una cabrona”.

Share: