CirculoDigitalMéxicoPrincipal

México enfrenta “grandes desafíos” en seguridad social; se necesita un nuevo esquema, aseguran diputados

CIUDAD DE MÉXICO, 05 de abril, (AZCAPO NOTICIAS / CÍRCULO DIGITAL).- México presenta grandes desafíos en materia de seguridad social como la falta de cobertura; se requiere un nuevo esquema que garantice verdaderamente a la seguridad social como un derecho humano de las y los ciudadanos, aseguraron diputados.

 

Durante la Semana Nacional de la Seguridad Social, evento organizado por la Comisión en la materia, titulares del IMSS, ISSSTE e ISSFAM coincidieron en que la mortalidad en el país se debe principalmente a enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso y la obesidad; tan sólo el IMSS gasta 76 mil millones de pesos (mdp) en atenderlas.

 

La presidenta de la Comisión de Seguridad Social, Araceli Damián González (Morena), aseveró que México requiere avanzar en indicadores de seguridad y bienestar social. Por ello, comentó, el evento tiene el objetivo de identificar los principales desafíos que enfrenta la seguridad social, a fin de mejorar su funcionamiento.

 

“Queremos debatir sobre esquemas alternativos que garanticen el derecho humano a la salud, que se evalúen las mejores prácticas internacionales en materia de financiación y garantías de las pensiones y se examinen las condiciones y problemas de los sistemas de pensiones”, afirmó.

 

Destacó que mientras países latinoamericanos como Chile, Costa Rica, Cuba y Uruguay colocan a las mujeres con una esperanza de vida de 81 años, en México es de 79, es decir, “se pierden en promedio 2.7 años de vida de las mujeres en nuestro país”.

 

En mortalidad infantil, resaltó, mueren 16.4 niñas por cada mil nacidas, cuando en otros países fallecen 7.8, es decir, perdemos 8.6 vidas de niñas al año. En el caso de los niños, la mortalidad asciende a 11.5 vidas por cada mil nacidos al año.

 

La Semana Nacional de la Seguridad Social, que se llevará a cabo los días 4,5 y 6 de abril en las instalaciones de San Lázaro, “pretende convertirse en un espacio de diálogo y reflexión, promover el intercambio y la difusión de ideas, a fin de contribuir en la construcción de escenarios democráticos que requieren con urgencia atenderse en el país”, acotó.

 

La secretaria de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ernestina Godoy Ramos (Morena), indicó que México enfrenta grandes desafíos en materia de salud; uno de ellos, dijo, tiene que ver con la cobertura, ya que más del 60 por ciento de la población económicamente activa esta fuera de los sistemas de seguridad social.

 

Precisó que otro de los retos es que la mayoría de las personas mayores no tienen acceso a una pensión que asegure un ingreso mínimo. Asimismo, agregó, el ahorro de la gran mayoría de los trabajadores será insuficiente para satisfacer sus necesidades básicas y los ubicará por debajo de las líneas de pobreza.

 

“Se trata de la calidad de vida de millones de personas en retiro, del cumplimiento de un derecho humano y constitucional. Por ello, es tan importante este encuentro que, sin duda, servirá para dialogar y buscar caminos que aseguren el futuro de los trabajadores”, enfatizó.

 

En el primer panel titulado: “Panorama de la Salud en México”, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, aseguró que gracias a la compra consolidada de medicamentos se ha logrado atender al 99 por ciento de las recetas en el país, mecanismo que permitió incrementar a 16.5 millones el número de recetas atendidas, en lugar de las 12 millones que se abastecían antes.

 

 

Aseveró que en abril anunciará el Nuevo Modelo de Prevención del IMSS. Con este programa, apuntó, se atenderá la creciente necesidad de atacar las enfermedades crónico-degenerativas que implican un gasto de casi 80 mil millones de pesos, el cual sigue creciendo por los más de 300 mil casos que cada año se registran de cáncer de mama y próstata, diabetes e hipertensión.

 

Dijo que la mortalidad en el país se explica a partir de las enfermedades crónico-degenerativas. De no hacer nada, advirtió, en 2050 se necesitarán 344 mil mdp, “dinero que claramente no tenemos”.

 

Aunado a ello, continuó, en 35 años la población mayor de 60 años se habrá quintuplicado, ya que pasaremos de 2.7 a 12.4 millones de personas.

 

En la parte financiera, comentó que el IMSS enfrenta un pasivo de pensiones por 2 mil mdp del régimen anterior, y para 2017 se estima en 70 mil mdp, el cual “no dejará de subir de aquí al 2035”.

 

Agregó que este Instituto atiende a 19 millones de asegurados y cuenta con 440 mil empleados; su inversión es de mil 200 mdp, y su presupuesto anual es de casi 700 mil mdp.

 

El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Reyes Baeza Terrazas, aseguró que “existe un impacto severo en las finanzas públicas a partir de las enfermedades crónico-degenerativas no trasmisibles: diabetes, hipertensión, sobrepeso y obesidad. Tan sólo siete de cada 10 adultos tienen problemas de sobrepeso, apuntó.

 

Estas enfermedades, aseguró, generan un desembolso de más 15 mil mdp al año, cuando el gasto médico total anual de la institución es poco superior a los 40 mil mdp.

 

Ante ello, comentó que se requiere ser más eficaces en la provisión, proyección y prospectiva de lo que debe hacer una institución de seguridad social para atender estos impactos “severos”, en cuanto a lo que tiene que ver con el gasto público y, de manera destacada, en lo referente a la calidad de vida de los derechohabientes.

 

Señaló que el Instituto atiende a 13 millones de personas y cuenta con una infraestructura cercana a los mil 180 hospitales de tercer, segundo y primer nivel, con más de 22 mil médicos y más de 25 mil enfermeras.

 

El ISSSTE impulsa un programa que sensibilice a los trabajadores para brindar un trato digno a los derechohabientes, y permita quitar estigmas generados a lo largo de años en las instituciones, particularmente, en las de seguridad social.

 

El director general del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM), Jesús Javier Castillo Cabrera, precisó que enfermedades del corazón, diabetes y tumores malignos son las tres principales causas de muerte en este organismo.

 

Gracias al esfuerzo conjunto del personal de salud, en los últimos 4 años se logró reducir en un 35 por ciento la mortalidad causada por estas enfermedades, y se redujo la mortalidad infantil y neonatal que actualmente es de 5.3 y 2.2 por cada mil nacidos vivos.

 

En las compras consolidadas de medicamentos con el IMSS, desde 2013 se han obtenido ahorros acumulados de 9 por ciento, lo que ha permitido adquirir más medicinas y garantizar que los derechohabientes tengan acceso a ellas.

 

Informó que la población objetivo de los servicios de sanidad de las Fuerzas Armadas y del ISSFAM, es de un millón 180 mil mexicanos, que comprende militares en activo y en retiro, derechohabientes y pensionistas, beneficiarios de los militares fallecidos.

 

El presidente de la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, Fernando Mayans Canabal (PRD), aseguró que 8.9 por ciento de los habitantes en México no cuentan con protección de salud, de los cuales alrededor de 44.4 por ciento tienen seguro popular; sin embargo, “éste tiene múltiples carencias”.

 

Ante ello, México requiere construir un esquema de salud más equitativo, eficiente y sostenible.

 

“Existe una urgente necesidad de aumentar el peso del Estado en financiamiento a la salud, ya que en 2016 se perdieron 8 mil 562.6 mdp en inversión, alrededor de mil 12 correspondieron a prevención, atención, asistencia e infraestructura.

 

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 presentó 11 mil 592 millones de pesos menos en salud, de los que más de 8 mil 600 mdp fueron recortes a programas y 665 mil, a proyectos en infraestructura.

 

Referente a compras consolidadas, el ahorro de éstas ascendió a 14 mil mdp para el sector salud, pero “tenemos que nos robaban 18 mil mdp en los llamados robo hormiga”.

 

El director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba, Helmut Schwarzer, resaltó que 73 por ciento de la población mundial no tiene una cobertura adecuada de protección social, y sólo 28 por ciento de mujeres trabajadoras, cuentan con acceso a prestaciones de maternidad cuando las necesitan.

 

En el mundo, sólo 12 por ciento de trabajadores desempleados reciben prestaciones por este rubro, 33 por ciento de la fuerza de trabajo global tiene cobertura contra riesgos laborales por seguros sociales obligatorios, y sólo 51 por ciento de adultos mayores reciben una pensión.

 

Se requiere una estrategia de desarrollo en seguridad social basada en fortalecer y mejorar regímenes contributivos, la administración de los sistemas y extender la cobertura en salud teniendo instituciones sólidas.

 

En el segundo panel “Nuevos modelos para garantizar la salud pública”, se contó con la contribución de académicos de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, y del Instituto de Salud Pública de la Universidad Veracruzana.

Share: