CirculoDigitalMéxicoPrincipal

México, último lugar de la OCDE en cobertura de seguridad social; necesario reformar sistema de cuentas individuales: Damián González

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de abril, (DOBLE TINTA / CÍRCULO DIGITAL).- México se ubica en el último lugar de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cobertura de seguridad social; 70 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) no cuenta con ese derecho, por lo que tampoco obtendrá algún tipo de pensión, indicó Araceli Damián González (Morena), presidenta de la Comisión de Seguridad Social.

 

Durante el último día de la Semana Nacional de la Seguridad Social, que se llevó a cabo en las instalaciones de San Lázaro con el tema “Panorama de las pensiones en México”, Damián González señaló que mientras en México la cobertura en seguridad social de la PEA es de 33 por ciento, en Uruguay es de 66.8 y en Costa Rica de 66.5 por ciento.

 

Ante ello, dijo que es necesario un consenso académico y político que reforme el sistema de cuentas individuales, porque “le damos peso a la población de 65 años y más, pero existen países con poblaciones más envejecidas que cuentan con un mejor sistema de pensiones que México”.

 

Destacó que la captación fiscal que presentan los países que integran la OCDE, en materia de seguridad social, es en promedio de 9.1 por ciento, en tanto que en México es de sólo 3.1 por ciento. En cuanto al cobro a las empresas, este organismo internacional estima un promedio de 11.5, mientras México recauda sólo 5.5 por ciento.

 

En 2012, comentó, 44 por ciento de los hombres y 53 por ciento de las mujeres no cotizaban a su seguridad social; 80 por ciento de las mujeres de 65 años y más nunca habían cotizado. En tanto, 25 por ciento de la población no mantiene regularidad en el mercado formal, por lo que su cotización es prácticamente imposible.

 

Del PRI, la diputada Beatriz Vélez Núñez informó que actualmente siete de cada 10 mexicanos no cuentan con mecanismos básicos de ahorro para el retiro, por lo que se requiere implementar una cultura en la materia.

 

“Necesitamos mayor educación en el manejo de las aportaciones de los trabajadores y que sean ellos quienes decidan dónde invertir sus recursos”, afirmó.

 

De la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Federico Rubli Kaiser, destacó que sólo 30 por ciento de la población de 65 años y más cuentan con una pensión. “Este país no puede permitirse que tengamos un 70 por ciento de este rango de personas sin compensación o algún tipo de ingreso”.

 

Mencionó que 60 por ciento de los trabajadores son informales, es decir, sólo 40 por ciento cotiza en su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore), aunado a la insuficiencia de ahorros voluntarios.

 

Señaló que, actualmente, la totalidad de activos que están acumulados en las cuentas individuales asciende a 2.8 billones de pesos, lo que equivale a más de 14.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Precisó que para el 2050 se estima un incremento en la esperanza de vida; para las mujeres, dijo, será cerca de 20 años más a los 65 años y para los hombres de 18 años más, “lo que implicará un reto para las pensiones y el financiamiento de los gastos de los adultos mayores en retiro”.

 

Añadió que uno de los desafíos de la Consar es que los pasivos pensionarios de todos los sistemas de ahorro se interconecten, lo que permitirá generar ventajas para pensionados y cuentahabientes.

 

El académico e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carlos Contreras Cruz, resaltó que el panorama actual de pensiones se deriva de errores históricos, por lo que se requiere rescatar esquemas de aseguramiento que, en México, están “sumamente endebles”.

 

Respecto a las pensiones en las universidades, el auditor especial de desempeño de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), Roberto Salcedo Aquino, indicó que 33 de 24 universidades presentan pasivos de pensiones por 311 mil millones de pesos (mdp).

 

Dijo que, en 2012, el Consejo de Universidades Públicas e Instituciones afines analizó el pasivo pensionario, el cual se estimó en 250 mil mdp. Para atender la crisis, la Cámara de Diputados aprobó recursos con el fin de operar el fondo de apoyo para reformas estructurales de las universidades públicas estatales, por medio de un programa presupuestal.

 

De 2002 a 2016, el gobierno federal destinó 13 mil mdp para auxiliar en el corto plazo a las universidades en sus crisis pensionarias, cantidad que representó 4 por ciento del activo pensionario de las instituciones de educación superior.

 

En cuanto a lo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, añadió, se aprobaron recursos por 600 mdp, que fue el monto más bajo de todo el periodo, cuando anualmente se asignaban casi mil mdp al año. “Estas cifras reflejan que el problema se ha atendido de manera coyuntural; en tanto, la solución estructural sigue pendiente”.

 

Share: