CDMXCirculoDigitalPrincipal

No habrá ninguna afectación a la pequeña propiedad: Raúl Flores

CIUDAD DE MÉXICO, 08 de diciembre, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— El vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la ALDF, Raúl Flores, reiteró que de ninguna manera la ley de vivienda recientemente aprobada atenta contra la propiedad privada ni pretende despojar a las y los capitalinos que posean algún bien inmueble del excedente o ganancia que su propiedad vaya adquiriendo con el paso del tiempo por las adecuaciones o actualizaciones relativas al uso de suelo o del ordenamiento urbano, por lo que ante la ola de desinformación y rumores malintencionados surgidos a raíz de la redacción del artículo 94 de dicho ordenamiento propuso tomar como referencia textual la redacción de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano publicada el pasado 28 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación.

Acompañado de diputadas constituyentes del PRD y del Doctor Antonio Azuela, especialista en la materia, el diputado local señaló que la ley local de vivienda de ninguna forma puede contravenir lo que señala la Carta Magna de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 27, por lo que hablar de abolir la propiedad privada desde la Constitución local sólo es producto del oportunismo político de algunos personajes como Martí Batres, que se oponen a la construcción de vivienda de corte social pero al mismo tiempo defienden la actividad ventajosa y lucrativa de los grupos inmobiliarios a los que incluso han insertado en su grupo parlamentario de la Asamblea Constituyente.

«No hay un solo mecanismo que hable de abolir la propiedad privada. Esos son sólo mensajes apocalípticos que buscan un claro aprovechamiento político y mediático. Desde el PRD en la ALDF vamos a actuar con absoluta responsabilidad, pues no sólo no hay intención de que se afecte la propiedad privada, simplemente no se puede por mandato constitucional. Nosotros estamos a favor de que la plusvalía, que NO es un impuesto, se aplique en términos urbanos para la generación de mejoras en los espacios públicos, en vialidades y red de agua potable, entre otros. Nadie quiere hacer una quita a los propietarios, lo que queremos es que los grandes desarrolladores paguen un excedente por obras de mitigación como ya se viene haciendo».

Luego de reiterar su apoyo a la Ley de Vivienda aprobada por la ALDF y de subrayar que no hay ninguna oportunidad de que por ese conducto se altere la propiedad privada ni los bienes de las personas, exigió a los opositores no azuzar a las personas contra el jefe de gobierno, contra la Asamblea Constituyente ni contra el PRD, pues dijo que una cosa es la contienda política y otra actuar de manera sumamente irresponsable, mezquina y tramposa confundiendo y atemorizando a la opinión pública.

«No estamos pensando que nadie que tenga una propiedad tenga que perder ese plusvalor, porque la propiedad privada está consagrada en el artículo 27 constitucional y la local no puede tener influencia alguna sobre ese punto. Cuando Martí Batres sale a decir que el jefe de gobierno y el PRD quiere imponer un impuesto convocatorio a la pequeña propiedad privada, miente, cómo lo hace en muchos otros temas. Que mucha gente no entienda qué es plusvalía es perfectamente entendible, pero que el señor Batres, que es abogado, que ha sido diputado, que es presidente de un partido político y que se dice de izquierda no lo sepa, es muy grave e irresponsable».

En su turno, Antonio Azuela, especialista en el tema de desarrollo urbano, dijo que quienes han querido insertar la idea que la gente debe decir «adiós a su propiedad privada y a la plusvalía» es una mentira y que por el contrario el término correcto que se debe usar es «participación en plusvalía», mismo que, recordó, es compatible con el régimen de propiedad privada que existe en diferentes naciones del Mundo como un mecanismo del urbanismo actual.

“Este tipo de sistemas, de participación en plusvalías, en el sentido de que el público participa de una parte de la plusvalía generada, es compatible con un régimen de propiedad privada; es más, supone el respeto a la propiedad privada. Estos sistemas existen en los países donde se respeta la propiedad privada, no en los regímenes socialistas. Estos sistemas tienen que ver con recuperar inversiones y hacer cambios de normatividad que benefician a los inversionistas que al momento de llevar a cabo desarrollos obtienen ganancias que vienen de la ciudad.

Estos sistemas no gravan el patrimonio que las personas han puesto en sus viviendas porque lo que produce valor es la normatividad que permite a un promotor edificar mucho más por encima de la normatividad normal.

“Lo que necesitamos es llevarlos al texto constitucional en fórmulas trasparentes, porque probablemente la forma en que está redactada la iniciativa se presta a malas interpretaciones de que el patrimonio que la familia ha empeñado en su vivienda puede ser amenazado y de lo que se trata es de ver cómo canalizamos los recursos que produce la ciudad en beneficio de todos. Tenemos que pensar el futuro de la ciudad como un recurso natural, que no es el subsuelo sino el espacio edificable de esta ciudad y quien lo aprovecha tiene que hacerse cargo de los impactos que genera. Por eso tenemos que repensar, ir a un cambio de paradigma pensar el futuro de la ciudad donde el espacio edificable es el tesoro de la ciudad”.

Por su parte, la vicecoordinadora de enlace institucional del GPPRD en la Asamblea Constituyente, Tobyanne Ledesma, subrayó que los diputados constituyentes trabajan en una redacción de la Constitución Política que garantice el ejercicio de los derechos incluyendo la recuperación del espacio público y poner freno a la corrupción y la mala planeación de los grandes proyectos de construcción en la capital.

«Gran parte de la corrupción que se da en la ciudad es a partir de la relación con inmobiliarias y la construcción sin planeación es lo que estamos buscando en el grupo parlamentario del PRD y que coinciden otros grupos como también coincidimos en algunos puntos con Morena, Movimiento Ciudadano que buscan esta parte”, refirió.

En ese sentido, la legisladora descartó que en el tema de las plusvalías existan diferencias en el discurso entre la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y los diputados constituyentes del Sol Azteca e hizo un llamado a distintos personajes políticos que utilizaron la desinformación sobre este tema para dinamitar los trabajos de la dictaminación de la Carta Magna, a que más allá de obstaculizar la labor de los legisladores, sean un canal de comunicación entre ambas instancias legislativas.

En tanto, su compañera de bancada e integrantes de la Comisión de Desarrollo Sostenible y Planeación Democrática de la Asamblea Constituyente Cecilia Soto , subrayó que con la reciente aprobación de la Ley de Vivienda en la Asamblea Legislativa, la Ciudad de México se convierte en la primera entidad del país en cumplir con el mandato Federal de crear instrumentos legislativos para la recuperación del incremento del valor de la propiedad inmobiliaria generado por la consolidación y el crecimiento urbano, incremento de valor en la propiedad inmobiliaria a eso se le llama PLUSVALÍA. Detalló que ahora la Asamblea Constituyente trabaja en una propuesta sobre las plusvalías, no obstante, ratificó a la población de la capital que ni un solo centavo de la plusvalía del valor que ha ganado su propiedad a lo largo de los años será tocado.

«No tiene nada que ver con la vivienda familiar, que puede fanatizar una vejez sin necesidades. Se trata de promover entre las constructoras la revalorización de la propiedad del suelo para que exista un mejor ordenamiento urbano que permita compactar la Ciudad, es una solución ganar, ganar. Ganan los empresarios que se les va a permitir construir más alto, al construir más alto su propiedad va a valer más, gana la Ciudad porque cuando la propiedad de los empresarios vale más, la Ciudad cobra un mejor predial, gana la Ciudad porque entonces va a tener la posibilidad de reintegrar a sus ciudadanos, ganan las finanzas de la Ciudad porque al tener mayores recursos va a proveer mejores servicios”, expresó.

En ese sentido, Raúl Flores dijo que no hay ninguna contraposición de visiones en materia de vivienda entre los integrantes de la ALDF, los constituyentes ni el Jefe de Gobierno, por lo que en favor de armonizar los dictámenes entre ambas instancias el PRD va a apoyar los cambios pertinentes para cortar paso a toda mala interpretación.

Recordó que en este momento la asamblea constituyente se encuentra en un periodo de observaciones, pues el proyecto es perfectible y se escuchará la voz de los ciudadanos por lo que conminó a Elvira Daniel, constituyente de Morena y socia del grupo inmobiliario Danhos a que se sume a la discusión, a no abstenerse y mejor decir cuál es su perspectiva sobre el futuro de la vivienda, pues la realidad es que la ley no le va a quitar a la gente un ápice del valor de su propiedad y lo que si se está haciendo es una armonización de un ordenamiento que ya existe.

«Si los desarrolladores quieren construir más alto deben existir mejores mecanismos para que aporten a la ciudad, porque ellos se están beneficiando de la ciudad, de sus servicios, de su desarrollo urbano, del valor de su suelo.

Nos parece perfecta la Ley de Vivienda, aquí en el PRD no nos abstenemos de la discusión porque estamos convencidos de que tiene que haber vivienda para los trabajadores, para la mayoría de los capitalinos que no pueden pagar departamentos de más de millón y medio o de dos millones de pesos, y que injustamente están siendo expulsados de la ciudad y esos desarrolladores deben aportar recursos adicionales para mejorar la ciudad. Hablar de quitas a la gente es un discurso dirigido de aquellos que no quieren profundizar y que usan el tema sólo para golpear, está es la capital del país y necesitamos políticos serios, preparados y responsables que den el debate y que legislen y gobiernen no para ganar elecciones sino para mejorar la calidad de vida de quienes aquí vivimos», finalizó.

Share: