CirculoDigitalColumnasOpiniónPrincipal

Pirotecnia, ¿patrimonio cultural inmaterial?

Contrafilo

*José García Segura

La Cámara de Diputados aprobó un punto de acuerdo presentado por el diputado del PRI, David Sánchez Isidoro con el fin de que el gobierno mexicano proponga a la UNESCO declarar a la pirotecnia “patrimonio cultural inmaterial”.

La medida tiene que ver con que el 82.9 por ciento de los mexicanos son católicos y por ende, en las cerca de 60 mil iglesias la pirotecnia es básica en las fiestas patronales, durante Semana Santa y con motivo del Año Nuevo.

En los 2 mil 456 municipios del país y los 32 gobiernos estatales se utiliza la pirotecnia para celebrar las Fiestas Patrias o las festividades de Día de Muertos.

“Al momento de repicar las campanas en las iglesias son acordes los sonidos de los cohetes y cohetones que las acompañan”, refiere el legislador quien cita la quema de los castillos de torre como fin de fiesta.

De acuerdo con el diputado Sánchez Isidoro, Latinoamérica es la segunda mayor productora de pirotecnia para uso doméstico (pequeños cohetes hasta castillos y toritos).

“En América Latina son 229 los elementos inscritos en las dos listas de patrimonio inmaterial; México cuenta con 7 de ellas:

1.- Las fiestas indígenas dedicadas a los muertos en la zona lacustre de Michoacán.

2.- La ceremonia ritual de los Voladores de Papantla, Veracruz.

3.- La cocina tradicional mexicana.

4.- La pirekua (canto tradicional de los indígenas-purépecha- michoacanos)

5.- Los parachicos en la fiesta tradicional de Chiapa de Corzo, Chiapas.

6.- La Peña de Bernal, en el pueblo de Bernal, Querétaro.

7.- El Mariachi, de Jalisco.

Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala, Guerrero, Puebla y el Estado de México tienen pirotecnia hecha a mano, incluyendo la decoración y el envase, en su mayoría en pequeñas fábricas o talleres que producen de todo, desde los más chicos hasta fuegos artificiales de 12 pulgadas para espectáculos profesionales.

Ahora mismo los “piro musicales” son espectáculos de enorme impacto que involucran pirotecnia aérea y otros elementos visuales, como fuentes, fuegos, agua, luces y láser, controlados electrónicamente y sincronizados al compás de la música de fondo, “logrando una atmósfera perfecta, especial, única e irrepetible”.

Para la UNESCO, patrimonio inmaterial es todo aquello que deba salvaguardarse: usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas transmitidas de generación en generación “y que infunden a las comunidades y a los grupos un sentimiento de identidad y continuidad, contribuyendo así a promover el respeto a la diversidad cultural y la creatividad humana».

El municipio de Tultepec, Estado de México, es hoy “capital de la pirotecnia” en el mundo.

 

Share: