CDMXCirculoDigitalMéxicoPrincipal

Se debe evitar desperdicio de agua en Semana Santa: Janet Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 04 de abril, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).— La Secretaria de la Comisión del Agua en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Janet Hernández Sotelo, exhortó a las autoridades capitalinas a vigilar que en los festejos de la Semana Santa que se realizan en la ciudad se evite desperdiciar el agua con el pretexto de celebrar el Sábado de Gloria, bañándose a “cubetazos” en vía la pública.

La asambleísta destacó que en el marco de las conmemoraciones religiosas de la Semana Mayor que se llevan a cabo en la capital del país, debe imperar una actitud de conciencia ciudadana responsable, ante la escasez del vital líquido y que se agudiza en la temporada de mayor estiaje en la CDMX que se presenta en el año.

Apuntó que se deben aplicar sanciones a quienes desperdician el agua que a otros les falta, como es el caso del Oriente de la Ciudad, en particular en la delegación Iztapalapa. Subrayó que de acuerdo con el Artículo 26, Fracción VIII, de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, por desperdiciar agua el infractor se hace acreedor a una multa de 21 a 40 días de salario mínimo, es decir, de mil 500 a dos mil 800 pesos, o en su defecto deberá cumplir un arresto de 25 a 36 horas.

Recordó que los facultados para detener a personas que desperdicien el agua en vía pública son los elementos de la Policía Preventiva, quienes en caso de ubicar a transgresores tirando agua tendrán que presentarlos ante el juez cívico por incumplir la norma.

Hernández Sotelo detalló que la sanción es conmutable, pero en caso de reincidencia se deberá cumplir el arresto; esto significa que por desperdiciar agua la persona que es detenida puede pagar la multa correspondiente. Pero si vuelve a ser detenida por la misma falta, ya no tendrá el beneficio de la multa, sino que deberá cumplir el arresto.

También hizo un llamado los 16 jefes delegacionales para que dentro de sus atribuciones ayuden a que no se desperdicie el preciado líquido, que es básico en la vida de los habitantes de la ciudad, del país y del mundo.

Share: