CirculoDigitalCultura y Entretenimiento

Se presentarán Lourdes Ambriz, Encarnación Vázquez y Józef Olechowski dentro del ciclo Los colores de la voz

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de marzo, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- Con un programa musical diverso integrado por obras de Felix Mendelssohn, Antonín Dvořák, Robert Schumann y Johannes Brahms se presentarán en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes la soprano Lourdes Ambriz, la mezzosoprano Encarnación Vázquez y el pianista Józef Olechowski, como parte del ciclo Los colores de la voz, organizado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes.

 

En entrevista, Encarnación Vázquez apuntó que se trata de “un concierto con un gran colorido y piezas muy variadas. Hay una tendencia a la canción amorosa y a la descripción del paisaje que envuelve en un ambiente de muchos afectos.

 

“Las obras de Brahms y Schumann llevan una carga muy intensa del amor y la pasión entre los seres humanos. En Mendelssohn hay un gran colorido musical, y Dvořák pinta paisajes. Son piezas que tocan un punto de la música popular”, refirió.

 

 

El público podrá disfrutar de obras del periodo romántico cantadas por dos mujeres; “música muy suave y sutil, con la participación de un excelente pianista, ya que todas las piezas tienen una parte pianística que resalta, y contar con el maestro Olechowski como columna de este trabajo artístico nos hace sentir completamente en armonía con lo que interpretamos”.

 

Este programa representa un espectro muy amplio del repertorio y la tesitura, “una muestra espléndida del trabajo vocal”.

 

Asimismo, agregó que “el Palacio de Bellas Artes es parte de mi vida. En 2017 cumplo 36 años de cantar ahí. Siento que, de alguna manera, es mi casa, donde he hecho ópera, música sinfónica, de cámara y recitales. Creo que esto dice todo sobre el afecto que le tengo a este lugar de ensueño”.

 

Para concluir, aseveró que ciclos como Los colores de la voz“son un tesoro. Invito al público a venir al Palacio de Bellas Artes, a entrar y hacer algo diferente, a compartir con nosotros un momento de magia que es el escuchar música en vivo y cuerpo a cuerpo, en una comunicación muy íntima y cercana”.

Share: