CirculoDigitalColumnasOpiniónPrincipal

Tejido social roto

Contrafilo

*José García Segura

La violencia generalizada por el gasolinazo; por la desigualdad, el odio entre pobres y ricos y a todo lo que huela a indígena; la irritación social por la inseguridad pública y el desempleo que enfrentan millones de trabajadores han sacudido a la sociedad mexicana con consecuencias inimaginables.

La falta de valores cívicos, la ausencia de autoridad y el caldo de cultivo generado por las circunstancias descritas podrían terminar con nuestra vida en común.

La sociedad mexicana está desequilibrada y por lo mismo, la violencia, el crimen organizado juegan un papel cada vez más importante y preocupante.

Mire usted:

En Monterrey un alumno de secundaria “bajo tratamiento psicológico” por depresión sacó de su mochila un arma de fuego y disparó en la cabeza, boca, a la altura del cráneo y en el brazo contra cuatro compañeros y su maestra; luego se suicidó).

La tragedia regiomontana no es un hecho aislado. Es más bien un llamado de atención ante la realidad que vivimos, realidad de la que el gobierno no se quiere dar cuenta.

Si bien el gobierno ha descartado al bullying como causante del ataque, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) asegura que México ocupa el primer lugar mundial de bullying en escuelas primarias y secundarias, tanto públicas como privadas.

Llamado de atención es también el ataque de un comando armado a la Fiscalía de Cancún, Quintana Roo. Saldo: cuatro muertos.

Tras los hechos sangrientos, el gobierno federal ha tratado de tapar el sol con un  dedo. Por lo pronto envió a 200 uniformados “para reforzar la seguridad” en la zona.

Unas horas antes, el tiroteo en una discoteca de Playa del Carmen, también Quintana Roo dejó cinco muertos y al menos 15 heridos.

¿Y que me dice de los saqueos, de la falta de respeto a la propiedad privada ocurridos la semana anterior?

¿Hablamos de la corrupción?, ¿de la desigualdad?, ¿de la complicidad de los policías con el narcotráfico?

No cabe duda: el que ocho hombres, entre ellos Carlos Slim sean “dueños de la mitad de la riqueza mundial” rompe el tejido social.

¿O no?

josegarciasegura@gmail.com
Share: