CDMXCirculoDigitalPrincipal

Trato laboral igualitario a trabajadores domésticos: PVEM

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo, (ATIZAPÁN HOY/CÍRCULO DIGITAL).—No obstante los esfuerzos nacionales e internacionales para reconocer la labor de las y los trabajadores domésticos, este sector continúa bajo la exclusión, discriminación y falta de leyes que regulen su trabajo, lo que representa una triste realidad para más de 2.4 millones de empleadas domésticas que hay en el país, aseguró la diputada del Partido Verde en la Asamblea Legislativa, Eva Lescas Hernández.

Al conmemorarse este jueves el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, la legisladora expresó que en México, nueve de cada 10 trabajadoras domésticas no cuentan con un contrato laboral y diariamente enfrentan violencia verbal, emocional, económica y sexual.

“En la actualidad se nos dice que está cambiando el panorama para las personas que trabajan en el hogar y que las oportunidades de empleo se están incrementando; lamentablemente no cuentan con horarios específicos, no tienen un salario digno y remunerado y tampoco tienen prestaciones como aguinaldo y vacaciones”, reiteró.

En este sentido, la legisladora consideró que los sectores involucrados “debemos” hacer un esfuerzo para reconocer la importancia del trabajo en el hogar para el desarrollo de la sociedad, pues el trabajo doméstico contribuye a lograr un bienestar familiar.

La integrante de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Legislativa consideró un acierto haber incluido en el texto de la Constitución de la Ciudad de México un capítulo referente al trabajo en el hogar, sin embargo, urgió a las autoridades ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, con el objeto de reconocer los derechos laborales de más de 250 mil personas que trabajan en los hogares en la capital y más de dos millones en el país.

Como parte de una estrategia para promover e impulsar los derechos laborales de las y los trabajadores domésticos, y consciente del esfuerzo de todas las personas que se dedican a esta noble labor, la asambleísta del Partido Verde refrendó su compromiso para lograr que la ley reconozca salarios y jornadas de trabajo justos, derecho a la capacitación, acceso a la seguridad social, así como derecho a pensión y vivienda digna.

“El trabajo doméstico es un derecho y un deber sociales, no un artículo de comercio; exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia, sin distinción de género”, sostuvo.

Share: