CDMXCirculoDigitalPrincipal

Una “Navidad Verde” en la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de diciembre, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— Con motivo de la quinta emisión de la “Navidad verde”, cuyo objetivo principal, es difundir la importancia de las plantaciones comerciales de árboles navideños en el suelo de conservación de la Ciudad de México, así como el reconocimiento del trabajo de los productores silvícolas, el Diputado Luis Alberto Chávez García, Presidente de la Comisión de Desarrollo Rural en la Asamblea Legislativa del D.F., ha resaltado la importancia de incentivar la venta de árboles navideños, para la renovación de los bosques, ya que éstos nos ofrecen el doble de servicios ambientales tan necesarios para la población de esta megalópolis.

El diputado Chávez García, refiere que al comprar los árboles en estas plantaciones, estamos activando la economía de las zonas rurales, ya que justo en esta temporada, el ingreso por venta de árboles navideños, representa a nivel nacional para este sector aproximadamente 360 millones de pesos (según datos de la CONAFOR), recurso que se va de manera directa a las familias que dedican sus días al cuidado de los bosques.

Por otro lado, cabe resaltar que el trabajo en las plantaciones cada vez es más calificado, para ofrecer al consumidor variedades de especies y tamaños, ya que bien pueden competir en calidad y precio con los que se venden en los supermercados o tiendas departamentales, cuyos árboles provienen de Canadá y Estados Unidos. Como dato relevante de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), cada temporada navideña México importa alrededor de un millón de pinos naturales, mismos que no sobra señalar, vienen congelados y aromatizados de manera artificial, y peor aún, con plagas.

En contraparte, la Ciudad de México ocupa el segundo lugar de producción de árboles navideños; al 2016 cuenta con 178 mil, distribuidos en 131 hectáreas, tan sólo la delegación Tlalpan produce el 95 por ciento, siguiéndole las delegaciones Milpa Alta, Tláhuac, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras.

Es por ello, que el Luis Chávez, hace un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno, para apoyar al sector silvícola de la Ciudad de México, con más presupuesto y dirigido a esta actividad económica; reconocer el arduo trabajo diario que implican las plantaciones, ya que se requiere de 7 a 10 años de maduración, cuyo proceso va desde la germinación, suministro, reforestación, adaptación, mantenimiento, corte y comercialización, sin olvidar que con los árboles devueltos, se hace abono orgánico y sustratos para las mismas plantaciones, así como el diseñar estrategias eficaces, que permitan la comercialización de los árboles mexicanos, con la consigna: “¡Consumamos los productos nacionales!”

Share: