CirculoDigitalMéxicoPrincipal

Urgen nuevos hábitos y mejor infraestructura para uso eficiente del agua

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo, (ATIZAPÁN HOY / CÍRCULO DIGITAL).- El uso exagerado del agua a nivel doméstico, así como las fugas en los sistemas de distribución son los puntos en los que el volumen del vital líquido se desperdicia, de ahí, la necesidad de llevar a cabo campañas que generen conciencia, además de mejorar la infraestructura, señaló Raciel Flores Quijano, investigador de Ingeniería Ambiental de la UPAEP.

En entrevista con Notimex por el Día Mundial del Agua, expuso que en cuanto a la dotación de agua en promedio tanto Puebla como el país se encuentran rebasados, debido a que son 200 litros por habitante por día los que se utilizan en promedio para cubrir las necesidades, lo cual es una cantidad bastante alta.

Indicó que la preocupación es sobre el modo en que las personas ven algunas acciones concretas para hacer uso eficiente del agua, pues por un lado algunos ciudadanos cubren los pagos por recibir el agua y reclaman que sea de calidad, pero no llevan a cabo un uso eficiente de la misma.

«Nos bañamos 30 minutos, se llena la lavadora tres o cuatro veces con algunas cuantas prendas, todo lo queremos lavar con manguera y cubeta, entonces se está desperdiciando demasiada agua», expuso el especialista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Raciel Flores refirió que en materia de aguas residuales se estima que un 80 por ciento del agua que llega a los hogares se devuelve como agua residual, en ese sentido por cada metro cúbico se devuelven 800 litros de agua contaminada, y es obligación de la empresa Agua para Puebla darle el tratamiento adecuado antes de que sean vertidos a los ríos.

Enfatizó que por lo anterior el tema de culturalización es necesario, es decir, el contar con programas de educación, a fin de hacer mejor uso del agua en los hogares.

«Una lavadora de 16 a 18 kilogramos cada vez que se llena usa unos 100 litros, en donde si requiere de enjuague se usan 200 litros en una tanda de ropa», dijo.

El investigador de la UPAEP manifestó que cuando se lavan los trastes se tiene la llave abierta y se sigue tirando de manera exagerada el agua, cuando las personas se bañan se llevan 30 minutos en lugar de 10 minutos.

En una casa habitación con cuatro personas en promedio estarían consumiendo un metro cúbico de manera diaria, lo cual es exagerado, reiteró.

Flores Quijano enfatizó que para una casa se puede hacer uso máximo de 500 litros de agua para satisfacer todas las necesidades de una familia, por lo que habrá un impacto positivo si se hace conciencia del uso del vital líquido.

Por otra parte, el investigador de la dicha institución resaltó que se pierden por fugas en los sistemas de distribución entre un 25 y un 30 por ciento de toda el agua que se empieza a canalizar a través de las líneas, es una muestra de una mala eficiencia en la repartición.

Indicó que Puebla viene creciendo y demanda cada vez más agua, por lo que se piensan estrategias de dónde traer más agua, en lugar de hacer uso eficiente del líquido y destinar recursos para mejorar los servicios de distribución.

«Lo que más impacta son las fugas que duran varios días sin que sea corregida, además de que no llega igual a todas las casas», manifestó.

Enfatizó la idea es relativamente sencilla, pues basta con revisar los hábitos a nivel doméstico y se puede ahorrar una cantidad de agua y que los recursos que se captan por el cobro de agua se destinen al mismo asunto y no a otros rubros.

Mientras pasa el tiempo crece la ciudad, se incrementa la demanda de agua, en colegios, instituciones, hospitales, entre otros, eso implica mayores inversiones para tenerla, refirió.

 

Share: