CDMXCirculoDigitalPrincipal

Autoridades federales y locales deben frenar construcción sobre vestigios arqueológicos en la GAM

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de enero, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— Funcionarios federales y locales deben detener a toda costa la construcción de 300 viviendas de interés comercial que fue aprobada por la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno de la Ciudad de México (SEDUVI), con el visto bueno del Jefe Delegacional en Gustavo A. Madero (GAM), porque dañará de manera irreparable el estado en que se encuentran los restos óseos de humanos con más de dos mil 500 años de antigüedad que fueron hallados el año pasado por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la demarcación.

A través de un Punto de Acuerdo destacó que sería lamentable se perdieran información y grandes conocimientos para la humanidad y para la ciencia al volver a enterrar vestigios arqueológicos que deben ser expuestos en un Museo que sea construido en ese sitio para que todos conozcan el origen de las grandes culturas que se desarrollaron en la ahora Ciudad de México.

Sostuvo que las autoridades Federales, a través del INAH e INBA, deben presentar un informe detallado respecto al estatus que guardan los vestigios arqueológicos, en tanto que las locales deben notificar respecto a la construcción en el predio ubicado en las calles de Acueducto de Guadalupe 650 y Cienfuegos, Colonia San Pedro Zacatenco, delegación Gustavo A. Madero, donde la inmobiliaria ENKSA dio inicio a la construcción y preventa de 300 departamentos.

Destacó que es inaceptable que la Inmobiliaria ENKSA violente y destruya antecedentes históricos de gran valor arqueológico al intentar construir viviendas sobre vestigios patrimoniales descubiertos por trabajadores del INAH, con más de dos mil 500 años de antigüedad que aportan grandes conocimientos a la humanidad, frente a un negocio inmobiliario, señaló la diputada local Ángeles Valencia.

Hizo notar el año pasado el INAH comenzó el rescate de 145 osamentas con más de dos mil 500 años de antigüedad, de la aldea de Zacatenco, en el predio ubicado en Acueducto de Guadalupe donde ENKSA pretende construir cinco torres de departamentos y una plaza comercial.

Precisó que habitantes de la colonia San Pedro Zacatenco exigieron a las autoridades del GCDMX detener el proyecto detonaría el incremento de acciones inmobiliarias en esa zona de la capital que carece de la infraestructura urbana suficiente y propusieron la construcción de un Museo que exhiba y proteja los hallazgos arqueológicos.

Los vecinos aseguraron que en ese predio se construyeron los talleres del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Metro y señalaron que el terreno aún no cuenta con uso de suelo habitacional ni comercial, por lo que demandaron revisar los permisos otorgados a la inmobiliaria ENKSA.

Ángeles Valencia recordó que las excavaciones iniciaron a principios del 2016, mismas que se detuvieron tras el hallazgo de los vestigios, que oficialmente fueron dados a conocer por el INAH en octubre pasado, luego de seis meses de labores de arqueólogos y antropólogos de la Dirección de Salvamento Arqueológico, del INAH.

La diputada de Morena describió que se trata de un espacio funerario donde se encontraron restos óseos de niños, hombres y mujeres que poblaron Zacatenco (una de las primeras aldeas de La Cuenca de México), con diversos objetos colocados como ofrendas, cuyo estudio permitirá conocer las condiciones de vida de los habitantes del periodo Preclásico-Medio, entre 800 y 500 A.C., de acuerdo a información proporcionada por el propio INAH.

Aseguró que de manera irresponsable ENKSA ofrece como uno de los atractivos del proyecto habitacional las mejores conexiones de movilidad, que permitirían a sus inquilinos ahorrar tiempo para llegar a sus citas, al trabajo o a puntos de diversión.

Tajante aseguró que es mentira y que no hay nada más alejado de la realidad, porque en la actualidad uno de los principales problemas que enfrentan son los congestionamientos viales sobre Acueducto de Guadalupe, que no han sido resueltos porque no se pueden hacer intervenciones en el monumento histórico, además, dijo, edificaciones de este tipo colapsarían los servicios en la zona.

Share: